El supuesto sobrino del presidente del Banco Central de Venezuela (BCV), Brixio Jiménez Carreño, huyó de Venezuela en 2014 y se instaló en Texas (donde su mujer ha abierto un centro de estética), tras cobrar varios miles de euros del consejero delegado de Jamones Joselito, Juan Luis Gómez.

Brixio Jiménez jugó un papel clave en la negociación del bono de deuda de Venezuela con el que Juan Luis Gómez esperaba cobrar más de 300 millones de euros actuando como testaferro del número 2 de Nicolás Maduro, Diosdado Cabello.

EL VIDEO MAS IMPACTANTE DEL MOMENTO

Tras su primer viaje a Hong Kong, el copropietario de Cárnica Joselito voló en noviembre de 2013 a Manchester, donde se reunió en un hotel con la mujer venezolana Verónica Álvarez Álvarez y su primer marido, Brixio Jiménez. Desde allí, Juan Luis Gómez envió el siguiente mensaje a sus socios españoles: “Ya ha llegado el sobrino del presidente del BCV, Eudomar Tovar. Me han pedido que ponga un millón de euros para bajar el [segundo] bono. Sólo he podido poner 400.000”.

Durante los tres años que se prolongó la negociación de la operación financiera, Juan Luis Gómez realizó transferencias que suman al menos 1,2 millones de euros a una cuenta bancaria de Verónica Álvarez, quien en aquel momento residía en Tarrasa (Barcelona). El empresario realizó estos pagos tomando fondos de su grupo, Cárnicas Joselito, y los camufló con un contrato de préstamo simulado.

Joselito
Pasaporte venezolano de Brixio Ramón Jiménez, nacido el 7 de diciembre de 1974, quien decía ser sobrino del presidente del Banco Central de Venezuela (BCV).

Brixio Jiménez esgrimía su influencia política como sobrino del entonces presidente del Banco Central de Venezuela (BCV) Eudomar Tovar, para que el empresario español pudiera perpetrar su pelotazo de 300 millones de euros. Cuando Juan Luis Gómez realizó su segundo viaje a Hong Kong, en la primavera de 2014, pagó a Brixio Jiménez un vuelo hasta la antigua colonia británica y su estancia en un hotel de lujo (a más de 400 euros la noche) durante varias semanas, para que pudiera permanecer junto él mientras se desarrollaba la negociación del bono venezolano. Nada mejor que la mediación del sobrino del presidente del Banco Central de Venezuela para que la operación tuviera éxito.

Sin embargo, a finales de mayo de 2014, Brixio Jiménez alegó que debía acudir urgentemente a Houston (Texas) para visitar a un familiar que iba a someterse a una intervención médica a vida o muerte. A través de la agencia Atlas Internacional de Barcelona, Juan Luis Gómez abonó un billete de ida y vuelta de la compañía United Airlines para que el venezolano pudiera viajar a Houston y regresar, unos días después, a Hong Kong.

El regreso debía producirse el 3 de junio. Brixio Jiménez debía tomar su vuelo, a bordo de un Airbus A320 de United Airlines, en el aeropuerto George Bush de Houston (Texas) a las 9:15 de la mañana. La aeronave le dejaría dos horas después en el aeropuerto internacional de San Francisco (California), donde haría escala para tomar un nuevo vuelo, en un Boeing 747-400, con destino a Hong Kong. El localizador de su reserva era el INZ71F, de acuerdo con el documento que acompaña a esta noticia:

Joselito
Los datos del vuelo de regreso de Houston a Honk Kong que Brixio Jiménez no legó a tomar.

Pero Brixio Jiménez nunca llegó a tomar el vuelo de regreso a Hong Kong que le había pagado el copropietario de Cárnicas Joselito. Desde Houston alegó que habían surgido graves complicaciones en el estado de salud de su familiar, lo que le obligaba a permanecer en esta población. No obstante, desde allí se mantuvo en permanente contacto con Juan Luis Gómez, para anunciarle los nuevos pagos que exigían los dirigentes chavistas para cerrar el acuerdo y los sucesivos retrasos en la firma del bono.

Al menos uno de estos pagos, por importe de 11.000 euros, fue a parar directamente a una cuenta bancaria cuyo titular era el propio Brixio Jiménez, como ha informado OKDIARIO. Para dar cobertura legal a la transferencia que Juan Luis Gómez le había hecho, el venezolano firmó el 12 de agosto de 2015 una factura por un concepto falso («asesoramiento para compra de materias primas»), cargada a una de las empresas de Juan Luis Gómez, la fábrica de piensos Campo Jerez SL radicada en Badajoz. Brixio firmó esta factura en calidad de «asesor».

Un cómplice del bono de Diosdado Cabello huyó de Venezuela y se instaló en Texas tras cobrar de Joselito
Brixio Jiménez decía ser sobrino del presidente del Banco Central de Venezuela (BCV) Eudomar Tovar.

Tras huir de Venezuela en 2014, gracias al dinero del propietario de Cárnicas Joselito, Brixio Jiménez eliminó sus perfiles de Facebook e Instagram. Pero aún es posible seguir su rastro a través de su antigua cuenta de Twitter. En ella no dudaba en criticar a los dirigentes chavistas de Venezuela con mensajes como el siguiente: «Hay que salir de este Gobierno corrupto y narcotraficante, pare usted de contar esta mentira de revolución».

También ha lanzado mensajes envenenados al número 2 del régimen chavista, Diosdado Cabello, quien según el testimonio de Juan Luis Gómez estaba implicado en el negocio del bono venezolano. «Cabello, dice Trump que vayas a buscar tu constancia allá en Estados Unidos que te la tienen preparada», escribió Brixio el 11 de agosto de 2017.

Un cómplice del bono de Diosdado Cabello huyó de Venezuela y se instaló en Texas tras cobrar de Joselito
El mensaje dirigido por Brixio Jiménez a Diosdado Cabello en agosto de 2017.

Desde su actual domicilio en Katy, una población de apenas 15.000 habitantes en el Estado de Texas, Brixio Jiménez ha puesto a la venta un coche Honda Accord 2000 de segunda mano por 2.750 dólares, una moto Harley Davidson, varios electrodomésticos, utensilios para el jardín, un juego de botas de cowboy Cavender’s y tres temporadas de la serie Dexter.

En abril de 2017 puso en marcha una comunidad virtual de venezolanos en Houston. En mayo de aquel año, Brixio participó en un show organizado por el productor de televisión Diego González, con motivo de la elección de Miss Houston Latina, como muestra la imagen que encabeza esta noticia.

La revista de la comunidad hispana El Venezolano de Houston (EV Houston) dedicó el 6 de marzo de 2019 un reportaje a la fiesta del 40 cumpleaños de la mujer de Brixio Jiménez, Taína Corso, que ahora gestiona su propio centro de estética en Richmond (Texas), a 32 kilómetros de Katy. En el reportaje aparecía Brixio junto a su esposa y sus dos hijas. Taína promociona su establecimiento como «estilista y especialista en extensiones de cabello y pestañas, creadora de la marca de extensiones de pestañas Bella Lucciana».

Un cómplice del bono de Diosdado Cabello huyó de Venezuela y se instaló en Texas tras cobrar de Joselito
La revista de la comunidad hispana El Venezolano de Houston dedicó el 6 de marzo de 2019 un reportaje a la fiesta del 40 cumpleaños de la mujer de Brixio Jiménez, Taína Corso.

Como muestra la grabación publicada por OKDIARIO, el copropietario de l conocida firma de jamones ibéricos Cárnicas Joselito, Juan Luis Gómez, aseguró a un empresario en mayo de 2015 que iba a cobrar 300 millones de euros de un bono de deuda de Venezuela actuando como «testaferro» del número 2 del régimen chavista, Diosdado Cabello.

Juan Luis Gómez llegó a invertir 2,5 millones de euros en la operación y el 22 de septiembre de 2014 anunció, desde Hong Kong, que el primer bono ya había sido firmado. De la mano de Verónica Álvarez, se embarcó entonces en la negociación de un segundo bono, lo que le llevó a viajar a Venezuela.

El copropietario y consejero delegado de Cárnicas Joselito asegura ahora que ha sido víctima de «una estafa» que nunca ha denunciado ante los tribunales porque quiere «pasar página». Sin embargo, tras anunciar que había firmado el primer bono de deuda de Venezuela, ha logrado sanear y reflotar a nivel internacional su grupo de empresas.