Deuda venezolana por $ 3,445 mil millones. El gobierno presentó para su ratificación a la Duma del Estado un proyecto de ley (No. 980994-7) sobre la reestructuración de un préstamo a Venezuela por un monto de $ 3.445 mil millones ($ 3.12 mil millones - deuda consolidada y $ 217 millones - intereses acumulados). El protocolo de reestructuración se firmó en Moscú el 8 de agosto de 2018, dice la nota explicativa donde además se dispuso a que el documento no podría hacerse público. Las nuevas condiciones estipulan que los pagos se realizan dos veces al año: A partir de 2023, el monto del pago aumenta cinco veces a $ 342 millones. ($ 684 millones por año). El último pago se registrará en la fecha del 30 de septiembre de 2026. Del documento se deduce que se suponía que Venezuela garantizaría la apertura de la empresa venezolana, que actúa como agente del país, en un banco ruso autorizado de una cuenta en dólares con un régimen especial. La empresa agente y un banco ruso autorizado deberían haber sido acordados por los ministerios de finanzas de ambos países. Acuerdos que no sucedieron por faltas del RÉGIMEN Venezolano. Por ello el protocolo se aplicó desde la fecha de la firma, pero debe entrar en vigencia a partir de la fecha de recepción de la última notificación escrita sobre la implementación de los procedimientos internos por las partes. En 2011, Moscú otorgó a Caracas un préstamo de hasta $ 4 mil millones para financiar el suministro de productos industriales y de guerra rusos. En 2014, Venezuela solicitó extender el período del préstamo. En septiembre de 2016, el gobierno ruso aprobó un proyecto de protocolo que modifica el acuerdo de préstamo para Venezuela, según el cual la deuda por un total de $ 2.84 mil millones se consolidó y tuvo que pagarse en tramos semestrales iguales durante tres años a partir de marzo de 2019. En noviembre de 2017, Venezuela y Rusia firmaron un protocolo intergubernamental sobre la reestructuración de la deuda total de préstamos del estado venezolano. El monto de la deuda consolidada para ese período ascendió a $ 3.15 mil millones. El nuevo programa de pago de la deuda preveía pagos durante 10 años.

Vía ND