El Consejo de Seguridad de Nacional de la Administración Trump ha aprobado el documento «Marco estratégico para el Hemisferio Occidental», con la atención básicamente puesta en Latinoamérica, aunque también incluye su relación con Canadá y el deseo de hacer «más persistente» su presencia en el Ártico, revela ABC.

En cuanto a los países americanos que tiene al sur, EE.UU. dice perseguir unos objetivos que pueden resumirse en tres: en el plano político, fomentar los valores democráticos (en concreto, propiciar elecciones libres en Venezuela, Nicaragua y Cuba); en el social, combatir el narcotráfico y la llegada de inmigrantes ilegales a suelo estadounidense (esto último sobre todo mediante la mejora de las condiciones económicas de Centroamérica), y en el más internacional, revertir la «maligna influencia» de actores externos «adversarios», en referencia explícita a China.

El Consejo de Seguridad Nacional estadounidense destaca que Latinoamérica es una región «crítica» para la seguridad, la paz y la prosperidad de EE.UU. Justifica la actitud contraria hacia «regímenes dictatoriales represivos» como el de Venezuela que representa considerablemente una amenaza para la seguridad regional, la cual también se ve afectada por la actividad de organizaciones criminales transnacionales.

En cuanto a la extensión y vigencia de la democracia en el continente americano, la Casa Blanca no plantea ningún atajo para solventar la situación en Venezuela, Nicaragua y Cuba. Simplemente dice que EE.UU. «continuará trabajando» con sus socios democráticos en la región «para promover elecciones justas y transparentes y desafiar» los regímenes de esos tres países, velando por la aplicación de la Carta Democrática Interamericana. Se compromete a colaborar con las demás naciones en los «foros multilaterales apropiados», como la OEA, el Banco Interamericano de Desarrollo, la Conferencia de Ministros de Defensa de las Américas, la Alianza del Pacífico y el Grupo de Lima.

DE MAL EN PEOR... Así trasladan cadáver Venezolano ya que no tenían como pagar servicio fúnebre.