Funcionarios activos e institucionales queman la bandera Iraní que se colocó en la sede del CICPC. Muy bien carajo. Gloria al bravo pueblo, ya basta de tantos atropellos para los venezolanos, es momento de actuar y de poner todo para salir de la narcodictadura.